La descentralización del mercado de divisas

No hay una autoridad central que controle el mercado forex. No hay una bolsa central para el mercado. No hay una sola entidad que se encargue de hacer cumplir cada operación. Los negocios en el mayor mercado del mundo se basan básicamente en la confianza. Si negocias acciones, todas las transacciones se llevan a cabo a través de un mercado centralizado como el NYSE o NASDAQ; si negocias futuros la CME, por ejemplo, se encarga de que todas las operaciones lleguen a feliz término. Ocurre lo mismo con el mercado de opciones, donde los dos grandes jugadores, la Chicago Board of Trade (CBOE) y el ICE, se encargan de todas la operaciones. La principal función de las bolsas es garantizar que un grupo disperso se compradores y vendedores se reúnan de manera física o virtual y lleven a cabo transacciones sin tener que preocuparse si la contraparte es buena o mala. Esto no ocurre en el mercado de divisas.

El mercado forex es conocido por ser un mercado donde las partes negocian directamente unas con otras. Tú negocias directamente con el creador del mercado y no hay un tercero que garantice dicha operación. Todos se conocen con todos y actúan de buena fe. Esto significa que todos deben confiar en los demás. El cierre de una transacción toma dos días hábiles pero debido a los avances tecnológicos todos los participantes saben cuál es su exposición en tiempo real. La descentralización hace del mercado forex un mercado único en el mundo. A diferencia de las bolsas accionarias o de bienes básicos, no hay un libro de órdenes centralizado y no hay un mejor precio de venta o de compra. En efecto, en el mercado de divisas en cualquier momento pueden existir varios precios para un mismo par de monedas. Así como en un mercado persa donde los precios para una alfombra pueden variar de un puesto a otro, en el mercado forex los precios del EUR/USD pueden variar de una institución financiera a otra. Este proceso parecería anticuado y arcano, pero el inmenso número de participantes hace que realmente el mercado sea el más eficiente y liquido del mundo. En realidad, la competencia entre los creadores del mercado es tan intensa que la diferencia entre en precio de compra y el de venta en el EUR/USD, el instrumento financiero más activo del mundo, se tan solo de un punto, equivalente a un 0,01 por ciento del valor del contrato.

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.