Llamado a garantías o margen

Prácticamente todos los que han invertido en los mercados financieros con apalancamiento alguna vez han recibido una llamada a margen. Una llamada a margen es una petición por parte del comisionista para que agregues fondos a tu colateral cuando el valor de su posición no puede ser cubierta por esta. Esto suena muy elegante y civilizado, pero en el mundo real es simplemente una llamada desesperada por más garantías. Si decides cumplir con el llamado a garantías y la posición sigue cada vez más en tu contra, esto fácilmente puede convertirse en un hoyo negro que devore todo tu capital. Pero si decides no cumplir, tu comisionista simplemente cerrara todas sus posiciones con una perdida en un proceso llamado “liquidación forzosa”.

Una de las razones por las cuales es tan doloroso llegar a este punto es que la operación se hace en los términos del comisionista y no en tus términos. Por lo general este tipo de llamadas ocurren justo cuando el mercado está cerca de tocar fondo o de alcanzar un máximo, evitando así que la posición se pueda recuperar. Aún así esto no es lo peor de todo: en las bolsas que están abiertas solo por un tiempo cada día, es decir tienen un horario diario, los inversionistas siempre están en riesgo de sufrir grandes movimientos adversos en la apertura del mercado si el precio abre muy por encima o por debajo del cierre del día anterior. Los riesgos también son políticos o climáticos, especialmente en los mercados de bienes básicos donde muchos inversionistas no solo han perdido su capital invertido sino su patrimonio por llamado a garantías.

El mercado forex es diferente. Debido a que los mercados están abiertos las 24 horas del día, las firmas siempre pueden encontrar liquidez para negociar y por consiguiente ofrecer garantías a sus clientes de que nunca perderán más dinero que el que tienen en sus cuentas. Para estar seguros de esto, las llamadas a margen en el mercado de divisas son automáticas –no hay llamadas aterrorizantes de un ejecutivo de cuenta demandando dinero o alertando al cliente de que tiene un llamado a margen. El software de manejo de riesgo de las firmas que ofrecen servicios forex simplemente cierran todas la posiciones inmediatamente se llega al nivel de llamado a margen, su eficiencia en este aspecto es brutal. Pero la ventaja es que los inversionistas pueden dormir tranquilos sabiendo que su riesgo es estrictamente limitado. Es por esta característica particular del mercado forex que muchos inversionistas les gusta utilizar los altos niveles de apalancamiento ofrecidos por estas firmas. Para ellos, el alto nivel de apalancamiento y el llamado automático a garantías convierten al mercado en un contrato de opciones “recargado”.

Imagina lo siguiente: eres un pequeño inversionista que ha decidido invertir $10.000 de tu capital especulativo. Sin embargo, en lugar de ingresar la totalidad a tu cuenta forex, solo depositas $1.000 y dejas los otros $9.000 en tu cuenta bancaria. Con un nivel de apalancamiento de 400:1 podrías controlar hasta 400.000 unidades monetarias con solo los $1.000 que depositaste. Sin embargo, bajo estas circunstancias incluso un movimiento de un pip en contra tuya podría generar un llamado a margen, así que decides que es mejor negociar un máximo de 200.000 unidades o dos lotes estándar. Con un margen de $250 por lote tendrías disponible $500 de margen para tu posición: $1.000 del depósito inicial menos $500 del requerimiento de margen ($250 x 2 lotes) igual a $500/2 lotes = $250 o 25 pips de riesgo. En otras palabras, haz creado una posición que se comporta muy parecido a una opción larga: tu ganancia es ilimitada pero tu riesgo (o perdida) esta limitada al capital invertido. En realidad tu riesgo es incluso menor, ya que tu posición será liquidada con los $500 aún en la cuenta. Aún mejor que una opción, esta posición no tiene fecha de vencimiento y su delta es 1, lo cual significa que participas de cualquier movimiento a tu favor, punto por punto. Así, mientras que es claro que el apalancamiento puede ser peligroso, esta estrategia particular de solo invertir porcentajes de tu capital especulativo puede funcional muy bien para especuladores agresivos que desean maximizar sus ganancias. Después de todo, regresando a nuestro ejemplo, si estas en lo correcto en lo que respecta a la dirección y el EUR/USD se mueve 200 pips en tu dirección, te podrás ganar fácilmente $4.000 (200 pips x 2 lotes estándar con cada pip a $10) arriesgando tan solo $500.

Desafortunadamente muchos inversionistas novatos no actúan así. Ellos invierten todo su capital especulativo al mayor nivel de apalancamiento posible, abren una posición que termina en su contra y no utilizan un stop, terminando con un capital que es menos de un cuarto de lo inicial. El apalancamiento presenta un problema para el inversionista y es que lo deja sin mucho margen para el error. A mayor apalancamiento, menor margen de maniobra. Incluso en los ejemplos anteriores, donde has utilizado solo una porción de tu capital, tu mayor pérdida antes de que se genere un llamado a garantías es de 25 pips. Dado que el rango diario promedio en el que se mueve el EUR/USD es de 100 pips, usted puede ser “stopeado” o llegar a los 25 pips antes de que la posición se mueva a tu favor. Por esto es que muchos inversionistas exitosos utilizan una estrategia contraria. Aprovechando la existencia de los mini o micro lotes, ellos negocian con un pequeño nivel de apalancamiento y van incrementando su posición a medida que se mueve a su favor con el fin de conseguir un mejor precio y evitar ser “stopeados”.

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.