¿Qué es el RSI?

El Índice de Fuerza Relativa o RSI por sus siglas en inglés (Relative Strength Index) es un indicador que permite calcular la fuerza o momentum que tiene el precio de un activo en un periodo determinado. Este indicador fue desarrollado por J. Welles Wilder Jr en 1978 en su libro New Concepts in Technical Trading Systems y es uno de los indicadores más utilizados por los traders de todo el mundo.

El RSI es un indicador de tipo oscilador, es decir que los valores del índice oscilan en un rango. En este caso el RSI esta en un rango entre cero (0) y 100.

Las principales características del RSI son:

  1. Los máximos y mínimos del precio de un activo ocurren cuando el RSI esta por encima de 70 o por debajo de 30, respectivamente.
  2. Cuando el RSI no logra cruzar por encima de 70 o 30 se genera una señal de corrección en la tendencia.
  3. A menudo los niveles de resistencia y soporte son más evidentes en la gráfica del RSI que en la gráfica del precio del activo.
  4. La divergencia entre el RSI y el precio del activo es una señal fuerte de un cambio de tendencia.

¿Cómo se calcula el indicador RSI?

El RSI se calcula para un periodo de tiempo determinado. Por definición este indicador pretende calcular la fuerza o momentum del precio de un activo entre dos fechas determinadas. Originalmente el periodo de tiempo es de 14 días, aunque el indicador se puede utilizar con otras ventanas de tiempo como minutos, horas o meses.

La formula del RSI tiene dos componentes:

\[RSI=100-(100/(1+RS))\]
\[RS=PCA/PCB\]

Donde PCA y PCB es el Promedio de los últimos 14 días de los días que cerraron al Alza o a la Baja.

A continuación se presenta un ejemplo del calculo del RSI.

  1. Se calcula la variación nominal entre periodos consecutivos. En este caso el primer calculo se hace restando 10,25 – 11,46 y colocando este valor en la columna 2: -1,21.
  2. Las columnas 3 y 4 sirven para llevar el registro de los días con cierre al alza y los días con cierre a la baja. En este caso cerró a la baja y por lo tanto colocamos el resultado obtenido en el paso 1 en la columna 4 con signo positivo. En la columna 3 de Cierre al Alza anotamos un cero.
  3. De esta forma llenamos las columnas 2, 3 y 4. Como estamos utilizando una ventana de tiempo de 14 periodos, cuando llegamos al periodo 15 empezamos a calcular los promedios al alza y a la baja.
  4. En las columnas PCA y PCB se calcula el promedio de los últimos 14 periodos de las columnas 3 y 4 respectivamente. El primer valor es la suma de los catorce valores anteriores divido 14.
  5. El segundo valor y los subsiguientes se calcula tomando el valor anterior de la columna PCA o PCB, multiplicándolo por 13 y sumándole el valor de la columna 3 o 4 según sea el caso y dividiendo este resultado entre 14.
  6. Para las dos últimas columnas utilizamos las formulas presentadas anteriormente.

¿Cómo se interpreta el RSI?

El RSI es un indicador muy útil tanto si se utiliza de manera independiente como si se utiliza junto con la gráfica del precio del activo. A continuación veremos como interpretar el RSI.

En el primer caso tenemos tres usos para el RSI:

  1. Identificar máximos y mínimos de una tendencia. Cuando el indicador esta por encima de 70 o por debajo de 30, esto señala que el mercado esta próximo a alcanzar un máximo o un mínimo respectivamente. Cuando se superan estos niveles generalmente se dice que el mercado esta en sobrecompra (mayor a 70) o en sobreventa (menor a 30). Cuando el indicador se usa de esta manera, el trader por lo general esta utilizando una estrategia de contratendencia. Una situación de sobrecompra (sobreventa) indica que un máximo (mínimo) esta próximo a ocurrir ya que el mercado ha subido (bajado) de tal forma que se ha sobreextendido. Por esta razón un trader tomaría una posición corta (larga) a la espera de una corrección.
  2. Identificar la formación de patrones gráficos. Al visualizar la evolución del índice es más fácil identificar patrones en la gráfica del precio, como por ejemplo formaciones Hombro-Cabeza-Hombro, triángulos o penachos, que indican puntos de compra o venta, o cambios de tendencia.
  3. Identificar de cambios de tendencia. Cuando el indicador no lograr cerrar de manera concluyente por encima de 70 o por debajo de 30, es decir no logra mantenerse.

En el segundo caso la utilización de la gráfica del precio junto con el índice nos permite dos usos para el RSI:

  1. Identificar zonas de resistencia y soporte. Estas zonas se ven claramente en la gráfica del índice antes de que se vean reflejadas en la gráfica del precio. Incluso las líneas de soporte o resistencia se pueden utilizar con el RSI y tienen el mismo significado.
  2. Identificar divergencias. La divergencia entre el comportamiento del precio del activo y el RSI es una señal que se aproxima un cambio de tendencia y suele ocurrir en los puntos de quiebre más significativos. Una divergencia pueden ser positiva o negativa y ocurre cuando el precio de un activo alcanza nuevo mínimo mientras que el indicador no lo hace (de ahí la divergencia), en este caso se dice que hay una divergencia positiva. De igual forma una divergencia es negativa cuando el precio de una activo alcanza un nuevo máximo pero el indicador no lo hace.

Si bien en la versión inicial el RSI se calcula para una ventana de tiempo de 14 periodos, es posible modificar este valor al alza o baja. Cuando se incrementa el periodo, el RSI presentara una menor volatilidad pero generara menos falsas señales. Por el contrario al reducir el periodo se generaran más falsas señales resultado de la mayor volatilidad del indicador. ¿Cual es el periodo adecuado? Eso depende de la volatilidad del activo que se esta utilizando. Si este no presenta cambios bruscos en el precio, utilizar el periodo estándar es suficiente. Si es un activo con una alta volatilidad, sería preferible reducir el periodo y así capturar más situaciones de sobrecompra o sobreventa.

¿Cómo utilizar el RSI?

En la siguiente gráfica diaria del yen frente al dólar USD/JPY podemos ver algunos de los usos antes mencionados.

Al analizar la gráfica diaria del USDJPY entre junio de 2016 y septiembre de 2018 encontramos varias oportunidades de trading basadas en el RSI.

  1. La primera es una divergencia positiva D1 que se desarrolla entre agosto y septiembre de 2016. Claramente se ve como el precio efectúa mínimos y establece un piso en la zona entre 99-100 mientras que el indicador RSI falla en lograr nuevos mínimos, lo cual señala que el mercado esta perdiendo la fuerza bajista. Finalmente el precio logra establecer una tendencia alcista en noviembre de 2016.
  2. El USDJPY asciende rápidamente y desde mediados de diciembre de 2016 a comienzos de enero de 2017 establece un doble techo alrededor de 118.60. El indicador señala un mercado fuertemente sobrecomprado desde finales de noviembre de 2016 y luego forma una divergencia negativa D2 a mediados de diciembre, que posteriormente se confirma en los primeros días de enero cuando el USDJPY efectúa un nuevo máximo pero el RSI falla en alcanzar la zona de sobrecompra.
  3. El USDJPY corrige esta situación y a mediados de abril de 2017 se encuentra en terreno de sobreventa alrededor de 108. Corrige esta situación con un rápido rally que lo lleva a 114 y a territorio de sobrecompra a mediados de mayo. Una nueva corrección a la baja fallida genera una situación de doble techo en julio de 2017 alrededor de 114. Esto se confirma con una divergencia negativa D3, que termina llevando al USDJPY nuevamente a la zona entre 107 y 108 en septiembre de ese mismo año.
  4. Al fallar en establecer una tendencia bajista duradera, el USDJPY retoma el impulso alcista y entre octubre de 2017 y enero de 2018 forma un patrón Hombro-Cabeza-Hombro (HCH) entre 110 y 114. Este patrón se ve reflejado claramente en el RSI.
  5. El cumplimiento del patrón HCH lleva a una ruptura de la zona de soporte 107-108 y el USDJPY cae hasta los 105 y de paso se forma una divergencia positiva con el RSI (D4).
  6. Una vez resuelta esta divergencia positiva el USDJPY regresa a los 112-113 y en junio de 2018 forma una pequeña divergencia negativa D5, que se resuelve rápidamente.

De esta forma se puede observar como las divergencias positivas sirven como oportunidades de compra (apertura de posiciones largas) mientras que las divergencias negativas como oportunidades de venta (apertura de posiciones cortas).

Opina

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.